loader image
629 667 213 eidos@psicologos.eu

Hipnosis Clínica

Gabinete de Psicología EIDOS

La hipnosis es una potente técnica de modificación cognitivo-conductual-emocional que empleamos en el ámbito de la psicología y es auxiliar en la aplicación de distintas técnicas que utilizamos los psicólogos clínicos en nuestro quehacer diario, mejorando ostensiblemente los resultados en nuestras intervenciones. Con hipnosis podemos provocar cambios cognitivos, psicofisiológicos, perceptibles y conductuales. Las estrategias pueden apuntar hacia la modificación de pensamientos automáticos o fortalecer el equilibrio emocional, por señalar algún ejemplo.
Nos encontramos ante un viejo procedimiento terapéutico empleado profusamente por culturas ancestrales, a la luz de los descubrimientos de la antropología. En todas las culturas encontramos referencias a personas de poder como sacerdotes, curanderos, brujos, chamanes, que han utilizado, además de los brebajes y pócimas, el poder de la palabra y la sugestión para “adornar” y “potenciar” los efectos de la intervención psicofísica. Esta comunicación se establecía con señales, gestos y palabras que invocaban a la relevancia del cocimiento, ungüento o planta concreta ofrecida, para el restablecimiento de la salud del “paciente”. ¿Hasta qué punto el efecto placebo de la comunicación de la “persona de poder” era más sustancial que los beneficios del bebedizo facilitado?
En Occidente toma carta de naturaleza la “sugestión hipnótica” de manos de Franz Antón Mesmer, un simpático médico que adornaba sus intervenciones con una teatralización desproporcionada para asombrar a sus pacientes. Los actuales e irritantes hipnotizadores de espectáculo son deudores en parte del dramatismo que despliegan en sus tramposos shows.

Contacta con nosotros y te respondemos tus dudas

Tras él siguieron otros investigadores, estudiosos y clínicos, más serios, que han establecido las bases científicas de la actual hipnosis. Básicamente, la inducción de una hipnosis en un paciente consiste en provocar un estado pasajero de atención modificada utilizando estrategias basadas en la sugestión, la concentración y la visualización creativa. Este estado pasajero permite inducir cambios en el comportamiento, la conciencia, las emociones y el estado anímico habitual, y facilita la introducción de estrategias de modificación cognitivo-conductual, toda vez que bajo hipnosis se percibe un especial estado de atención focalizada y absorción en el proceso, siendo por ende relevante terapéuticamente.
Te ofrezco un ejemplo del aporte clínico de la experiencia hipnótica. A la hora de considerar la influencia de la sugestión, el elemento central de la hipnosis, encontramos dos amplios grupos de sugestiones interrelacionadas:
• Un grupo de sugestiones tendentes a favorecer estados de calma, tranquilidad, despreocupación, relajación mental, etc. Ejemplos: “cierras los ojos y percibes tranquilidad”; “si respiras profundamente sentirás una intensa relajación”; o en formato autohipnosis: “paro y busco mi calma interior”, etc.
• Autoafirmaciones orientadas a aumentar la autoestima, mejorar las expectativas y establecimiento de actitudes positivas en la evolución de nuestros problemas, de nosotros mismos, en las tareas de la vida, etc. Ejemplos: “cada día mejoras más y más en todos los sentidos”, “tienes la fuerza que necesitas para dejar de fumar”, “en la próxima reunión de trabajo te manejarás con más habilidad”, etc.

Si además, estos pensamientos y autosugestiones los refuerzas con imágenes mentales relacionadas (por ejemplo, visualizándote teniendo éxito o cambiando en la dirección marcada por la autosugestión) los efectos serán potencialmente más intensos.

SABER MÁS

Dado que muchos trastornos cursan con altos niveles de tensión y ansiedad un procedimiento de entrenamiento en relajación es habitual que sea incluido en la terapia. Mediante un rápido aprendizaje auto-hipnótico, el paciente puede relajarse a voluntad en su propio domicilio, mediante procedimientos basados en la sugestión (sugestiones de calma, tranquilidad, relajación muscular, el uso de imágenes y metáforas, etc.), dejando un tiempo precioso en nuestra consulta de psicología para atender otros problemas relevantes al trastorno. Los procedimientos de afrontamiento de miedos y fobias (en los que el paciente debe aprender a “resistir” la ansiedad -mediante exposición o desensibilización p.ej.-) son susceptibles de estructurarse bajo hipnosis: nuestros pacientes aprenden a afrontar lo que le amenaza -estímulo real o imaginario- bajo “hipnosis”, pudiendo posteriormente afrontarlo en un contexto real.
La hipnosis la empleamos también para reestructurar los pensamientos irracionales presentes en los cuadros depresivos (la visión negativa del mundo, de uno mismo y del futuro); existen procedimientos hipnóticos para fortalecer nuestra autoestima; la hipnosis también se emplea para superar distintas adicciones, especialmente el tabaco; el dolor crónico puede aliviarse y manejarse mediante empleo de procedimientos hipnosugestivos. En fin, son numerosos los trastornos psicológicos en los que el empleo de estas estrategias en nuestro Gabinete, pueden ser de indudable interés para la salud de nuestros pacientes.
La hipnosis juega un papel relevante, por tanto, en la terapia cognitivo-conductual. Características presentes en el paciente tras una inducción hipnótica, tales como el aumento de sugestionabilidad, el incremento cualitativo y cuantitativo de la producción imaginativa, la implicación emocional, la focalización de la atención del paciente y la sensación de relajación profunda son las que se muestran más interesantes y destacadas en lo que a la clínica se refiere, son radicalmente importantes para facilitar el cambio terapéutico.

Desde nuestro compromiso con la sociedad, para la que trabajamos sin duda alguna, el empleo extensivo de procedimientos de hipnosis, en nuestra opinión, redunda en beneficio directo de todos los pacientes que se ven perturbados en su salud mental. Confiamos en que la investigación experimental en el campo de la hipnosis y sus aplicaciones clínicas, ofrezcan en un futuro el apoyo necesario para la restitución histórica del lugar que merece la hipnosis en la Psicología Clínica y en la Ciencia.

Si desean conocer más sobre hipnosis psicológica pueden acceder a un completo artículo pinchando en el siguiente enlace.

¿Aún tienes dudas?

Cita online o telefónica
O si lo prefieres, contacta con nosotros para una cita presencial